300 horas de alegría previa a la Navidad

Un vestido blanco y dorado, largos rizos rubios y una corona de oro: el Nürnberger Christkind (niño Jesús) de Núremberg es desde hace seis décadas la figura simbólica del tradicional mercadillo de Navidad Christkindlesmarkt de Núremberg. El Nürnberger Christkind inaugura el viernes (27.11), poco antes del comienzo del adviento, el más famoso mercadillo de Navidad de Alemania con un ceremonioso discurso que pronuncia desde la galería de la iglesia Frauenkirche (de la Virgen María) de Núremberg. 

En la Hauptmarkt (plaza principal) de Núremberg surgió los últimos días una pequeña ciudad de más de 150 pequeños pabellones de madera con techos de tela rojiblancos. Unos 200 comerciantes ofrecen allí desde Nürnberger Lebkuchen (pan de especias) y vino caliente aromático, pasando por ángeles de lata y pesebres hasta adornos para el árbol de Navidad y una amplia oferta de artículos típicos navideños. Entre los recuerdos y presentes más populares se cuentan las “Nürnberger Zwetschgenmännle”, figuras hechas con ciruelas secas. 

Ampliar imagen (© picture-alliance/ dpa) 28 días y casi 300 horas de alegría previa a la Navidad: Núremberg espera hasta el 24 de diciembre la llegada de más de dos millones de visitantes al Christkindlesmarkt, entre ellos muchos del exterior. Al mercadillo tampoco le falta el encanto internacional: tanto Antalaya, en Turquía; como San Carlos, en Nicaragua y Shenzhen, en China, tres ciudades hermanadas con Núremberg, estarán presentes con pabellones propios.

Para el Nürnberger Christkind, representado por una joven de Núremberg de entre 16 y 19 años elegida cada dos años, el adviento supone un abarrotado programa, con más de 150 citas. La mensajera de la Navidad invita a niños a escuchar cuentos en la Casa de las Estrellas, visita instituciones caritativas de la ciudad y se muestra como el rostro navideño de Núremberg en Glasgow, otra ciudad hermanada con Núremberg.

© www.magazine-deutschland.de

300 horas de alegría previa a la Navidad

Christkindl